fbpx

Tres años de impunidad en el caso de la matanza de Nochixtlán

//Tres años de impunidad en el caso de la matanza de Nochixtlán

Tres años de impunidad en el caso de la matanza de Nochixtlán

By | 2019-06-24T09:39:19+00:00 junio 24th, 2019|Categories: Política|

Puerto Libre

Guillermo Hernández Puerto

¿Dónde está el gran ladrón, traidor y asesino Gabino Cué Monteagudo, exgobernador de Oaxaca?. Seguramente viviendo como rey y en la impunidad.

Decimos lo anterior, por la monstruosa marcha que realizó el magisterio de la Sección 22 en Asunción Nochixtlán el pasado 19 de junio en la que participaron profesores de Guerrero, Chiapas, Michoacán, Estado de México y de la Sección Novena de la Ciudad de México para recordar el asesinato de 9 civiles y más de cien heridos derivados del desalojo fallido que organizó el gobierno de Enrique Peña Nieto y en el que participó el gobierno de Gabino Cué Monteagudo.

Miles de voces en esa monstruosa marcha multicolor y combativa clamaron justicia para los muertos y los heridos y exigieron al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, reabrir la investigación de estos hechos sangrientos conocido como la matanza de Asunción Nochixtlán que enlutó a Oaxaca y a México.

Señalaron como como criminales y asesinos de esta matanza al expresidente de México, Enrique Peña Nieto, al ex Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, al ex Ssecretario de Gobernación y actual senador del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong y al exgobernador de triste memoria Gabino Cué Monteagudo, al que un diario no menciona en la nota que dio a conocer sobre esta marcha.

A todos estos personajes los etiquetaron de haber cometido delitos o crímenes de lesa humanidad, delitos que no prescriben y que pueden ser llevados en busca de justicia negada hasta ahora en México, a una Corte Internacional.

El exgobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo representa no solo la maldad sino la traición y la inmoralidad política. Hasta ahora me he detenido para no etiquetarlo con un calificativo despectivo muy fuerte e hiriente, pero lo merece este gran ladrón, traidor y asesino.

A todas sus felonías agrega la siguiente: El sábado 18 de junio por la noche del año 2016 asistió a una boda en la que se casó un funcionario del gobernador de Guerrero. Libó champaña, degustó exquisitos platillos y convivió con sus invitados y los contrayentes. ¿Cómo pudo, este infeliz y desgraciado sujeto asistir a esa boda cuando sabía del operativo que se realizaría en Nochixtlán con policías federales y estatales el domingo por la mañana?. Con la resaca aún del alcohol consumido lo despertaron para informarle de la matanza. ¡Qué poca madre de este cabrón asesino!.

Mire usted, amigo lector. Sería un buen ejemplo para México y para Oaxaca que el gobierno federal reabra las investigaciones y que estos criminales sean llevados ante la ley para que paguen por su delito y la matanza no quede impune y en el olvido la demanda de justicia.

Deja un comentario