Home Opinión Puerto Libre: Juves negro
Puerto Libre: Juves negro

Puerto Libre: Juves negro

0
0

Guillermo Hernández Puerto

Jueves negro. En la inauguración del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca se da el primer zafarrancho entre las fuerzas públicas del estado y el magisterio de la Sección 22 y organizaciones afines.

El saldo de este zafarrancho le salió barato a los operadores políticos del gobierno del estado y al gobierno del presidente Peña. No hubo muertos.

Se imagina usted, amigo lector, si el cohetón lanzado contra el helicóptero en que viajaba la llamada prensa nacional hubiese impactado en la hélice trasera. El resultado hubiere sido catastrófico. La trágica noticia hubiere dado la vuelta al mundo y Oaxaca y el gobierno peñista fueran noticia internacional.

En este pandemónium observamos como un acierto del gobierno del estado no haber autorizado la intervención de la policía federal para contener la ira y la inconformidad social contra el presidente Peña, porque hay resabios muy hondos en las filas magisteriales y organizaciones afines a la sección 22.

La matanza de Asunción Nochixtlán, la persecución y el arresto y encarcelamiento de exlíderes sindicales en mazmorras del penal de máxima seguridad del Altiplano y el actuar de esos cuerpos policiacos supuestamente para disuadir, pero que en los hechos se ponen en marcha operativos como el fallido en Asunción Nochixtlán, donde fueron asesinados a balazos nueve civiles.

Hay un rencor social manifiesto en Oaxaca por la falta de justicia, por el enriquecimiento escandaloso de políticos corruptos y sin escrúpulos como el caso del gran ladrón, Gabino Cué Monteagudo y de otros de su misma calaña, quienes envueltos en la bandera y doctrina juarista prometen acabar con la pobreza en Oaxaca y terminan combatiendo la pobreza de ellos, no la del pueblo, pues han amasado cuantiosas fortunas y el resultado negro y traidor de esta política corrupta y de avaricia es que en Oaxaca no obstante las carretadas de miles de millones de pesos que se han destinado para Oaxaca, hay de acuerdo al último informe del Coneval un millón 100 mil oaxaqueños que viven en la pobreza extrema. Gabino Cué y su banda de rateros viven como reyes y en la impunidad mientras ese millón 100 mil oaxaqueños están sumidos en la miseria y muriéndose de hambre.

Mansiones arabescas se han levantado en la agencia de San Felipe del Agua esos políticos sin escrúpulos y traidores junto a caseríos donde viven gente pobre y necesitada, políticos que forman parte del gobierno del presidente Peña, uno de ellos se construyó un palacete en Tlalixtac de Cabrera de 15 millones de pesos y otros se andan dando lija con la leche Liconsa. Y Gabino Cué se construyó una mansión en corral de Piedra valuada en 7 millones de dólares. Plantamos la siguiente interrogante.

¿Quiénes son los que provocan la violencia en Oaxaca robándose el dinero de los oaxaqueños y denegándole justicia?. La respuesta es: Son esos políticos corruptos y avariciosos que han salido de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y expristas como el traidor Cué que se sumó a imponer a sangre y fuego la llamada reforma educativa, exclavizante y que tiene como fin vulnerar los derechos laborales de los trabajadores de la educación para convertirlos en empleados administrativos basado ello en una ley secundaria (LSPD) que está por debajo de la Constitución Federal y que vulnera también el principio jurídico internacional de la irretroactividad de la ley y cuyo principio fue establecido hace 100 años en la Constitución de 1917 y que ignoraron los diputados y senadores que aprobaron eta ley secundaria.

Ponemos un ejemplo muy simple, pero que atenta contra el Sindicato Magisterial. Unilateralmente el IEEPO adscribe a profesores “idóneos” en las escuelas. Si la Sección 22 permite que esto se dé y no proteste, estaría aceptando la desaparición de la sección 22 como organización magisterial, estaría aceptado la desaparición del Sindicato Magistral y sus actuales líderes pasarían a la historia como traidores al magisterio.

La bilateralidad, entiéndase ben es la intervención conjunta de la autoridad educativa y del sindicato magisterial. Si no se camina por esta ruta seguirá el conflicto educativo en Oaxaca en perjuicio de más de un millón de escolares de educación básica y prescolar.

¿Quiénes son esos zoquetes que forman el grupo de operadores políticos del gobierno del estado que pensaron que la visita del presidente Peña a Oaxaca sería tersa?. Merecen no solo un jalón de orejas, sino quitarlos de esta función, porque tuvieron suerte de que el saldo del zafarrancho resultara barato y no con heridos de gravedad y muertos. Y la negociación con el magisterio, ¿Dónde quedó o se atoró?.

Aquellos que califican desde sus trincheras al magisterio dela sección 22 como radicales y violentos y que dieron por muerta a esta organización, olvidan que uno de los oaxaqueños ilustres que parió Oaxaca se llama Ricardo Flores Magón, que se caracterizó por su radicalismo contra el gobierno de Díaz, quien es considerado como uno de los grandes anarquista de México y del mundo y pasó a la historia junto con sus hermanos como el gran precursor de la Revolución Mexicana.

Demos gracias que no hubo muertos, porque a estas horas Oaxaca estuviera ardiendo. Quién o quiénes menosprecien la fuerza política y la capacidad de movilización de la Sección 22 y organizaciones afines pecarán de orates y en el pecado llevarán la penitencia.