fbpx

Los protagonistas de la lucha por la presidencia municipal de la ciudad

2018-06-13T12:02:49+00:00

Puerto Libre – Guillermo Hernández Puerto

Raúl Castellanos, la gran incógnita. A pocos días de que se realicen los comicios del 1 de julio para elegir al presidente del municipio de Oaxaca de Juárez, vamos a comentar sobre esta campaña y de cuatro de los candidatos: Raúl Castellanos Hernández, Samuel Gurrión Matías, Oswaldo García Jarquín y Manuel de Essesarte.

En su leída columna Del zócalo a los Pinos, que escribe en este diario Raúl Castellanos tituló su columna del martes 12 de junio: “Oswaldo: Oaxaca no quiere el regreso de la mafia de Gabino Cué”.

Con claridad de pensamiento, dice; “Iniciamos esta tercera semana de campaña por Amor a Oaxaca con la certeza de que este arroz no se ha cocido. No se ha cocido porque Oaxaca no quiere el regreso de la mafia de Gabino Cué y los estamos convenciendo con propuestas, argumentos y trayectoria. Seguimos caminado intensamente los barrios y colonias para encontrarte en las calles e invitarte a formar parte de este gran proyecto ciudadano en la búsqueda de una ciudad de derechos y libertades. ¿Alguien puede asegurar que esto ya está decidido? El remate de su columna hoy más que nunca cobra actualidad y viene como anillo al dedo de que este arroz no se ha cocido. Hasta aquí el mensaje de Raúl Castellanos Hernández.

Raúl Castellanos no sólo le pone mucha pimienta a la contienda electoral por la presidencia del municipio de Oaxaca de Juárez, sino que demuestra mucha vitalidad, pues no es fácil levantarse a las cinco de la mañana y estar metido en una campaña en que se juegan muchas cosas.

Es en nuestra opinión, Raúl es la gran incógnita en esta campaña, porque quiere ganar la presidencia para demostrar que sería un buen presidente, pero aun perdiendo sale ganando, pero su apuesta política es ganar.

Samuel resurgió como el ave Fénix. Samuel Gurrión Matías se ha preparado y muy bien no solamente para ganarse un lugar como un líder político en Oaxaca, sino que como empresario y político le tira a lo grande, a ser candidato a gobernador, haciendo una buena presidencia, pero para ello tiene que ganar la contienda y sentarse en la silla municipal. Sería un hitazo de 2018 de ganar esta contienda, porque se está enfrentando al boom López Obrador y esto no es poca cosa.

Cometió un tropiezo en el debate municipal que le fue censurado por los juchitecos radicados en la ciudad de Oaxaca. Parecía que se había caído y así lo expresaron algunos colegas. Pero salió airoso de este tropiezo, y resplandeció aquel dicho que reza que político sin suerte no es político.

Resurgió de este tropiezo con mayor fuerza y quien le hizo el favor fue el Partido Revolucionario Institucional (PRI), a través del exdirigente estatal del PRI, Germán Espinosa Santibáñez, un priista siniestro y corrupto que se ha caracterizado por hacer el trabajo sucio al PRI.

La manta que apareció amenazando de muerte a Samuel Gurrión, Samuel la atribuyó al siniestro personaje que presume que pronto será nombrado secretario de Finanzas del gobierno estatal, y por otras agresiones contra miembros de su campaña, Gurrión lo denunció ante la Procuraduría General de la República y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales por amenazas de muerte.

Quisieron eliminarlo de la contienda electoral y lo único que lograron fue convertirlo en una víctima de los malosos. Esto ha fortalecido a Samuel y a su campaña política y está en la disputa por la presidencia más vivo que nunca. Resurgió por los malosos, como la mítica ave Fénix.

Oswaldo y el boom López Obrador. Oswaldo García Jarquín es nito y sabedor de que tiene fuertes adversarios políticos en frente, no desconoce que el boom de López Obrador es uno de sus grandes aliados en la lucha por ganar la presidencia de la ciudad, sino que ha desplegado una intensa campaña política por barrios, colonias y agencias, visitando hogares, saludándola y hablando de sus proyectos de ganar la presidencia. Tiene por supuesto virtudes y defectos, pero una de sus virtudes es que nadie lo puede tildar de corrupto. Cuenta también para él y sus aspiraciones políticas que está en su plena madurez física, que es un oaxaqueño decente y que puede caminar con la frente en alto ante la sociedad oaxaqueña. Ha cuidado su discurso y ha evitado a pocos días de la elección de pecar de triunfalista, porque el triunfalismo resta, en vez de sumar votos. Los escopetazos en su contra los ha dejado pasar sin contestarlos ni sentirse aludido, tiene en Helder, su coordinador de campaña, a un excelente asesor. A querer o no, el boom López Obrador preocupa a sus contendientes, porque este boom será un factor determinante en favor de Oswaldo García Jarquín en sus aspiraciones políticas de llegar a ser presidente del municipio de Oaxaca de Juárez. Sin olvidar que Oswaldo tiene lo suyo para ganar.

El zombie del PRI. Manuel de Esesarte es un zombi en esta competencia política. Que alguien lo ayude que lo lleven a Catemaco para que le hagan una limpia o que lo lleven de rodillas a Chalma, para ver si se levanta un poco.

Como colofón diremos que Raúl, Samuel y Oswaldo serán los protagonistas de la contienda electoral por la presidencia del municipio de Oaxaca de Juárez y que ganará el que los electores favorezcan con su voto mayoritario.

Deja un comentario