La reaparición de Gabino Cué en la Guelaguetza – Puerto Libre

2018-08-27T15:33:40+00:00

Puerto Libre – Guillermo Hernández Puerto

La reaparición de Gabino Cué en la Guelaguetza. Luego del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, Gabino Cué tras estar escondido, reapareció en la Guelaguetza.

Seguro de que cuenta con inmunidad e impunidad y de que nunca pisará la cárcel y que el gran robo que cometió contra Oaxaca y los oaxaqueños jamás será investigado ni castigado porque cuenta con la protección de Morena, de Benjamín Robles Montoya y Salomón Jara Cruz.

Su reaparición en la Guelaguetza es el claro mensaje enviado a los oaxaqueños que cuenta con la protección de su amigo el ahora presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, y de que los pinches oaxaqueños se la van a pelar, porque nunca pisará la cárcel ni devolverá todo lo que le robó a Oaxaca.

Recordemos que López Obrador recorrió junto con Gabino Cué todos los municipios de Oaxaca y que Obrador dijo a los oaxaqueños que Gabino Cué era el mejor oaxaqueño para ser el gobernador de Oaxaca.

Como pago, Gabino Cué nombró como secretario de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Forestal, Pesca y Acuacultura a Salomón Jara Cruz, hombre de todas las confianzas de López Obrador.

Gabino trajo de Michoacán a Benjamín Robles Montoya (el rey del nepotismo en Oaxaca) al que incorporó en su gabinete como jefe de la Oficina de la Gubernatura. Los oaxaqueños no somos ni idiotas ni débiles mentales como creen Benjamín y Salomón y otros gabinistas incrustados en Morena.

Gabino Cué para asegurar su inmunidad e impunidad dio dinero a Morena para la campaña. Lo que no sabemos es cuántos millones o miles de millones de pesos entregó a Morena y cuántos diputados locales, federales y senadores de Morena y del Partido del Trabajo compró, porque Gabino Cué no robó cientos sino miles de millones de pesos, pues tan sólo su exasesor financiero y político, Jorge Castillo Díaz, se robó del tesoro de Oaxaca un poco más de 70 mil millones de pesos. Ahora vive como sultán y en la impunidad.

El presidente electo de México sabe que hay una exigencia popular de justicia del pueblo de Oaxaca para que Gabino Cué sea detenido y encarcelado y obligado a que devuelva en bienes muebles o en dinero todo lo que le robó a Oaxaca. Tan sólo la Casa Blanca que se localiza en Puente de Piedra en la agencia municipal de San Felipe del Agua tiene un costo de 7 millones de dólares. Si en campaña política López Obrador aseguró que combatiría la corrupción y a los corruptos y que se haría justicia, esperamos que su gobierno que comenzará el 1 de diciembre de este año aprehenda y encarcele a Gabino y está obligado a hacerlo porque Oaxaca se volcó para darle el voto que lo llevó a la Presidencia y como dijo que tiene un amor muy grande por Oaxaca, obligado está a corresponder a ese amor, metiendo a la cárcel a uno de los grandes ladrones de Oaxaca que responde al nombre de Gabino Cué Monteagudo. Meter a la cárcel a este hampón sería un mensaje muy saludable para los mexicanos de parte del presidente electo.

Benjamín Robles Montoya y Salomón Jara Cruz ya se sienten gobernadores de Oaxaca. ¡Alerta oaxaqueños!, porque estos dos sujetos formaron parte del gobierno corrupto de Gabino Cué, son cómplices del crimen atroz que cometió Gabino Cué contra Oaxaca y los oaxaqueños y hoy estos sinvergüenzas disfrazados de izquierda guardan un silencio cobarde y criminal en torno al encarcelamiento de su exjefe, Gabino Cué, y pesan sobre estos sujetos señalamientos de corrupción y muchos oaxaqueños los tildan de ladrones y traidores al reclamo de justicia que hace el pueblo para que Gabino Cué y sus secuaces pisen la cárcel y devuelvan todo lo que le robaron a Oaxaca.

La reforma educativa se cancelará. Frente a Enrique Peña Nieto, todavía presidente, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la reforma educativa se cancelará. Vamos a tocar el tema.

Enrique Peña Nieto, Aurelio Nuño y Gabino Cué no pudieron liquidar a la gloriosa Sección 22 ni lograron imponer a sangre y fuego la llamada reforma estrella de Peña Nieto.

Hoy hay todavía quienes dicen que no debe cancelarse, porque fue hecha para elevar la calidad de la educación. Esta reforma fue hecha y aprobada por el Congreso de la Unión para joder a los trabajadores de la educación, para esclavizar a los docentes y convertirlos en empleados administrativos y para cancelar sus derechos laborales y sindicales, y para despedir de su empleo a miles de profesores sin ninguna responsabilidad para la Secretaría de Educación Pública (SEP), para echarlos a la calle y al desempleo sin ninguna responsabilidad de la SEP, lo que aprovecharía Claudio X. González para hacer un negociazo multimillonario con la venta de plazas, negocio que compartiría con Aurelio Nuño y otros empresarios, por ello con vehemencia, Claudio, el pequeño, exigía desde su organización empresarial, Mexicanos Primero, que se utilizara toda la fuerza del Estado para aniquilar a la Sección 22 y el coro de sus langüiches y de Aurelio, desde la prensa escrita, la televisión y la radio apoyaban y se hacían eco de la demanda del voraz empresario y hubo uno que otro difusor que lleno de ira decía: ¿Dónde está el ejército? ¿Dónde está la Policía Federal? ¿Donde está la Policía Estatal?, exigiendo, pues, que encarcelaran a los profesores y hasta que los mataran porque, según estos difusores, muerto el perro se acababa la rabia.

Los exlíderes magisteriales fueron perseguidos y encarcelados, unos en las mazmorras del penal de máxima seguridad del Altiplano, pero en lugar de que los miembros de la Sección 22 se arrodillaran ante Gabino, Aurelio y Peña Nieto decretaron un paro educativo de 100 días y bloquearon 33 puntos carreteros de Oaxaca.

Esto obligó a Gabino y a Nuño con el apoyo de Peña Nieto a poner en marcha su fallido plan operativo en Asunción Nochixtlán que terminó en un baño de sangre, conocido como la matanza de Nochixtlán. El sábado en la noche Gabino asitió a una boda en que contrajeron matrimonio funcionarios del entonces gobernador de Guerrero, donde libó finos licores y comió ricos manjares.

Al otro día, el domingo, lo despertaron de la cruda y como sonámbulo escuchó que habían matado a civiles en Nochixtlán. De este calibre era el hampón de marras, aquel que dijo que nunca utilizaría la fuerza pública contra el pueblo de Oaxaca, por estos crímenes y por el gran robo cometido contra Oaxaca debe ser encarcelado y refundido en las mazmorras del penal de máxima seguridad del Altiplano.

Los personajes que fabricaron los delitos a los exlíderes magisteriales. ¿Quiénes en Oaxaca desde el Tribunal Superior de Justicia por órdenes del nefasto y criminal, Gabino Cué, fabricaron delitos como el delito de lavado de dinero y operaron para congelar las cuentas de la Sección 22 y propiciaron la cacería de los exlíderes sindicales?

El sobrino de Ericel Gómez Nucamendi, Alfredo Lagunas Rivero como presidente del Poder Judicial y el exfiscal Joaquín Carrillo Ruiz y los agentes del Ministerio Público venales, jueces y magistrados que haciendo a un lado su ética obedecieron ciegamente las órdenes del sobrino de Ericel.

Esto lo sabe el magisterio de la Sección 22, pero ante la reaparición de Gabino Cué en la Guelaguetza nos vemos obligados a recordárselo al magisterio, para que no olviden estos hechos llevados al cabo por el gran hampón Gabino Cué, que hoy con su reaparición en la Guelaguetza manda el mensaje que a él, los oaxaqueños le valen madre y se la pelan, porque cuenta con el apoyo y la protección de López Obrador, presidente electo de México.

Otra de Gabino. El 20 de agosto escribí en mi Twiter de Puerto Libre lo siguiente: Mientras Benjamín Robles y Salomón Jara gozan de las mieles del triunfo profesores acusados de secuestradores por el Tohui y su primo, Gabino Cué, están en la cárcel, López Obrador protege a estos delincuentes y da la espalda al magisterio oaxaqueño.

Voy a abundar sobre el tema. En los primeros meses del gobierno de Cué, corrió la noticia de que habían secuestrado a los hijos del Tohui. Plumas al servicio de Gabino afirmaron que la policía encontró a los profesores secuestradores en una cueva y fueron juzgados y hoy a más de siete años están presos. Líderes de la Sección 22 al conocer la liberación de la profesora Elba Esther Gordillo demandaron la liberación de los profesores que ellos los catalogan como presos políticos. Soy incrédulo y desde mi trinchera apoyé a estos profesores.

Mire usted, amigo lector. “En todo este asunto de los negocios sucios en la Secretaría de Salud y que tiene en prisión a Germán Tenorio, también estuvo involucrado el Tohui, quien teniendo como socio mayor a Jorge Castillo Díaz, le vendían medicamentos patito al gobierno de Gabino Cué, producto elaborado en la ciudad de Puebla, donde se procesaban desde las pastillas azucaradas hasta los frascos y las etiquetas de los medicamentos para el pueblo de Oaxaca”.

En Oaxaca, todos tenían conocimiento de los negocios que hacía Germán Tenorio con Salvador Monroy Rodríguez, cuñado de Juan José Gutiérrez Candiani, quien al frente del Seguro Popular, hizo de las suyas y hoy vive como rey y en la impunidad.

Desde el Tribunal Superior de Justicia operaron el encarcelamiento de los profesores imputándoles el delito anótese por órdenes de Gabino, el sobrino de Ericel, Alfredo Lagunas Rivero, jueces y magistrados, así como agentes del Ministerio Público y el entonces titular de la Procuraduría General de Justicia.

Sin embargo, el Tohui y Salvador Monroy no fueron tocados ni con el pétalo de una rosa. Esto debe también tenerlo presente el magisterio, pues si la Sala de Xalapa echa por tierra la resolución del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, Ericel Gómez Nucamendi será diputado local en la 64 legislatura por Morena y va, según se ha dicho por ser el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena y de ahí para la gubernatura.

Posdata. Eloy López Hernández, líder de la Sección 22, dijo que a partir del 1 de diciembre se va a ir a la chingada la reforma educativa. Profesores de la CNTE de Chiapas dijeron: “No vamos a permitir que implementen el nuevo modelo educativo cueste lo que cueste”. Y volveremos, si Dios quiere.

Deja un comentario