fbpx

El borrón del retrato de Hidalgo y el espacio del retrato de Obrador

2018-09-21T12:04:39+00:00

Puerto Libre – Guillermo Hernández Puerto

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en su recorrido para agradecer el voto de los electores que lo llevaron a la Presidencia de México estuvo en Ciudad Ixtepec, tierra natal del exgobernador de Oaxaca, José Murat, y en Juchitán, el pasado martes 19 de septiembre. En Ixtepec entregó al gobernador Alejandro Murat el Plan Nacional de Reconstrucción y los programas sociales que se implementarán en beneficio de la entidad.

Al otro día, el jueves, 20 de septiembre, Noticias, cabecea su nota principal: “Millonaria Inversión para Oaxaca”, y publica las fotografías de Benito Juárez García, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas del Río, en ese orden. Abajo, con letras rojas: La Cuarta Transformación de México y, en letras negras, Andrés Manuel López Obrador y una fotografía de más de tres cuartos de plana, donde aparece al centro el presidente electo y otros personajes de la vida política de Oaxaca.

Ya hemos visto en otros sitios y en redes sociales la fotografía de los tres presidentes citados: Juárez, el que derrotó al efímero imperio de Maximiliano, quien restauró la República y separó la Iglesia del Estado; Madero, quien encabezó con el Plan de San Luis, el inicio de la Revolución Mexicana y Cárdenas, el presidente que expropió de manos extranjeras la industria petrolera.

Con Juárez se nos presenta al presidente que encabezó la primera transformación de México; con Madero al presidente que encabezó la segunda transformación de México y con Cárdenas al que encabezó la tercera transformación de México y queda el espacio destinado al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, como el que hará factible la cuarta transformación de México.

De ahí la interrogante que merece una respuesta para México y para los mexicanos: ¿Quién o por órdenes de quién o por qué razón histórica borraron al cura Miguel Hidalgo y Costilla como el mexicano que encabezó la primera transformación de México? La lucha libertaria por la Independencia de México no se explica sin la mención o la fotografía del cura Hidalgo, sin olvidar por supuesto al generalísimo José María Morelos y Pavón, a Vicente Guerrero, que pronunció su célebre frase: “La patria es primero”, utilizada a menudo por Andrés Manuel López Obrador en su campaña política y que está inscrita con letras de oro en la Cámara de Senadores, donde muchos vende patrias y paleros del Partido Revolucionario Institucional (PRI)-gobierno, con sus acciones rastreras han pisoteado y vilipendeado la figura de ese gran mexicano y chiapaneco, el doctor Belisario Domínguez Palencia, quien con valor civil, desde la tribuna no sólo desafió a Victoriano Huerta, sino que lo llamó chacal y se opuso a que el Senado lo designara presidente, discurso que le costó la vida y que le cortaran la lengua.

Por cierto, Raúl Bolaños Cacho Cué, senador por Oaxaca, aparece en una fotografía junto al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, proyecto con una sonrisa de oreja a oreja. ¿Concretizarán sus padrinos políticos que lo pusieron en el Senado el proyecto político para postularlo como candidato a gobernador del PRI y del Partido Verde Ecologista de México en 2022 y llevarlo a la gubernatura de Oaxaca con los experredistas que hoy militan en Morena y los perdedores en una gran alianza encabezada por quien en Oaxaca mece la cuna?

¿Será dañino para la figura de Andrés Manuel López Obrador que ya le estén reservando la fotografía como el presidente de la cuarta transformación de México? Imagine, amigo lector, ¿qué no se dirá cuando Andrés Manuel López Obrador, como presidente de México en funciones, se vaya a vivir a Palacio Nacional y viva en la casa en que vivió el oaxaqueño Benito Juárez?

¿Quién o quiénes y de un plumazo borran al cura Hidalgo como el iniciador de la lucha por la Independencia de México y como uno de los mexicanos que dieron su vida por lograr la primera transformación de México?

Le falta un clavo a la cruz de Gabino Cué. En sesión ordinaria celebrada el miércoles 20 de septiembre, los diputados de la LXIII Legislatura local rechazaron las cuentas públicas 2014, 2015 y 2016 del entonces gobernador Gabino Cué porque detectaron anomalías.

“No hubo disciplina financiera en las finanzas públicas del estado, derivado de una mala planeación, programación, presupuestación y administración de los recursos estatales”.

El martes 19 de septiembre, en entrevista televisiva, el diputado Jesús Romero López dijo: “entregaremos una administración ordenada y transparente, no como la anterior”.

Como dice el verso de aquella canción popular, le falta un clavo a la cruz de Gabino Cué para que muera crucificado, porque es necesario que se escuche y atienda el reclamo popular del pueblo de Oaxaca: ¡Cárcel para Gabino Cué y secuaces, a fin de que estos rateros devuelvan todo lo que le robaron a Oaxaca!

Deja un comentario